jueves, 12 de marzo de 2015

LA CITA




LA CITA


De pronto sentí la necesidad de ir a verla... aunque hablo con ella todos los días, hace muchos años que no la veo.


El sábado pasado por la mañana fui , estaba muy silencioso llegue y me senté a su lado, le pregunte muchas cosas, hable y hable hasta que se me seco la garganta y se me inundaron los ojos...


Llore de soledad, de tristeza, llore por la ausencia, llore porque nunca he podido decirle todo lo que la quiero, llore por no haber sentido sus abrazos, y sus besos, por no poder oír su voz, llore de desesperación, llore hasta que me abandonaron las fuerzas, entonces me llego el descontrol...


Mi corazón gritaba porque no me había dejado irme con ella, mi llanto me desgarraba al pedirle ayuda, al decirla porque había permitido mi vida, llore hasta que ya no sentí nada, y solo recuerdo que alguien se sentó a mi lado, y sin decirme nada lloro conmigo... me miraba a veces sonreía, con la sonrisa del sufrimiento que le causaba verme así, y la del tiempo pasado en soledad.


Me dejo extasiada con su mirada, me invadió la paz que buscaba, y el hechizo de su presencia, hable sin palabras, ella me respondió de igual manera, paso no se cuanto tiempo, me envolvió con un gran abrazo que se tiño primero de rojo por el atardecer, después de negro porque me quede sola, sentí tanta soledad que mis gritos llenaron mi noche gritándole no me dejes, pero ella ya no me oía se había marchado, yo estaba sola.


Y me contó, como había despertado helada, me hablo de la oscuridad del lugar, lloraba por que sabia que nunca vería mi cara, y después de acercarme a su pecho me dio su vida y se durmió para siempre.


He prometido ir a verla dentro de unos días, y se que me estará esperando... no faltare a la cita con "ELLA".



13 comentarios:

Cilos10 dijo...

Me sobrecoge tu escrito. Espero que tenga gran parte de imaginacion,entonces me gusta mucHo, por los sentimientos que despierta, pero no me gustaría pensar que tienes...digamos agobios y cosas" tan hondas que te preocupen. Te quiero amiga y yo nunca digo eso.

Kasioles dijo...

En muchos momentos de nuestra vida la necesitamos, la llamamos y hablamos con ella.
La distancia nunca ha sido obstáculo para que la sintamos cerca, lo importante es que la llevamos en el corazón.
¡Cómo te entiendo, amiga mía!
Cariños y un abrazo muy especial.
Kasioles

Teresa dijo...

¡ Que precioso Lola ! Me encantaría tanto darle un abrazo y decirle que la quería.

Teresa dijo...

Mejor dicho, que la sigo queriendo.

Marina-Emer dijo...

Gracias tesoro y feliz fin de semana ...ya volvere besos

Mari-Pi-R dijo...

Creo que hay que hacerlo Lola, yo soy de la que hablo con ellos, los que nos han dejado y que son tan queridos en nuestros corazones, si te va bien hazlo y vez a verla.
Besos.

Trizbeth dijo...

Muy conmovida amiga, demasiado para decir mucho más, es la impotencia de querer abrazar al que ni queriendo uno puede estar...Besoss querida Lola!

Verónica O.M. dijo...

Si te hace bien no faltes a esa cita.
No se van del todo mientras les recordemos.
Besos, buen finde apreciada Lola

AMALIA dijo...

Yo creo que siguen a nuestro lado porque siempre están dentro del corazón.

Es conmovedor tu escrito.

Un besito

karin rosenkranz dijo...

Conmovedor. Las palabras te salen del corazón.
Un abrazo grande

Marina-Emer dijo...

mi querida amiga ..te escribo mal en cama ...gracias tesoro ya nos veremos ...
besos reina bonita

Lola dijo...

Muchas gracias por estar tan cerca. Un abrazo.

Volarela dijo...

Genial.Llegas hasta la médula.
Es mágico.
¡Enhorabuena!