sábado, 14 de marzo de 2015

NO PODRÁN MARCHARSE




NO PODRÁN MARCHARSE


Aun me paseo por la casa viendo las cosas que dejaron al marcharse…


En sus cuartos parte de su ropa, sus cintas de música (cintas que ya ni sirven) pero que recuerdo cuando pasaban días grabando cosas, con su música tan alta que vibraba el suelo de arriba, mi cuarto de estar, y que me hacia bajar para decirles ¡¡¡ ya esta biennnnnn!!! Pero de eso ya hace… mil años.


Aun sus armarios conservan ropas suyas, zapatos, y cazadoras, pantalones y pijamas que ya jamás se pondrán, y el olor de ellos, los que salieron de mi cuerpo, alimente, cuide, y sobre todo ame.


Es difícil que esa sensación desaparezca de una madre, es tan difícil de sentir como perder un brazo o una pierna y aun sentirla dentro de la ropa aunque ya no exista, eso son nuestros hijos, una gran parte nuestra.


Nada tiene que ver con lo que las madres sentimos, es verdad que cuando vuelven al cabo de tiempo, y nos juntamos todos, la casa vuelve a vivir, se sonríe, y la madera cruje como contestando a sus palabras, a sus risas.


Después cuando se marcharon, a solas me digo ¡¡¡ como he podido vivir así tanto tiempo, si me vuelvo loca!!! Pero eso es una excusa, es no querer reconocer que me siento sola, que los echo tanto de menos, que voy encendiendo las televisiones para oír sonidos, para no oír respirar a las plantas, para no oír llorar a los grifos, para no oír mis lamentos.


Y así va pasando el tiempo que cada vez los aleja de mi, aunque a veces yo vaya por sus casas, y nos juntemos en mi casa de la playa, pasándome todo el día en la cocina haciendo las comidas, y los postres que siempre les gustaron.


Ahora a solas con sus cosas, paseo y me empapo de su felicidad, y de su ausencia, y siento que jamás se marcharan de mí, aunque ellos no lo sepan.

12 comentarios:

Teresa dijo...

Lola, cuanto sentimiento en tus palabras. Un abrazo fuerte.

Cilos10 dijo...

Es verdad.... Se alejan un poco pero te aman en la distancia un montón, o en el corazón. Siempre serás su madre. El lazo es lo más fuerte. Pero se que la soledad acecha y se queda dentro. En mi caso no ha ocurrido físicamente, pero la mentalidad aleja un poco y se nota. Muchos besos

Cilos10 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Cilos10 dijo...

Quiero escribir otro comentario: Me gustan tanto tus escritos.... Son un regalo y un remanso de paz y vida. ¡Gracias!

Volarela dijo...

Me ha conmovido tu texto.
¡Trasmites un amor tan grande!
Enhorabuena, porque tu corazón rebosa, porque amas tanto y hay tanta riqueza en ti...
Precioso lo escrito y cómo lo sabes trasmitir.

Muchos besos :)

Trizbeth dijo...

Sentimientos tan profundo como es el amor de una madre.

Sabes Lola, muchas veces me veo en tus palabras como si fuera ver el futuro, son cosas que viviré pero aún no llega, eso me hace valorar más los momentos al lado de mi peque, y también sentir con antelación ese agobio de que algún día no será asi...imagino es la vida misma!

De momento soy feliz y adoro poder aún tenerlo ¨bajo mi mando¨jajajaja lo amo con locura es la verdad, por eso entiendo lo que dices con tanta razón y sentimientos amiga.

Besosssss ya se acaba el Domingo! YO esta semana cumplooooo años y es una etapa nueva y diferente, siento que este año marcaaaaa cosas en mi vida, pero siempre feliz de celebrar un año más!!

Te quierooooo Muacksss♥♥

MAR dijo...

Porque son parte nuestra, de nuestra piel y corazón, un solo latido.
Besos y abrazos y feliz tarde de Domingo.
mar

Mari-Pi-R dijo...

Comprendo que cuando uno ha vivido con el bullido de la familia se echa mucho de menos su ausencia, pero te tienes que decir que no los has perdido tan solo se fuero a vivir sus vidas.
Ellos están en tus pensamientos y en los rincones de tu hogar, un beso.

Mª Jesús Muñoz dijo...

Lola,imagínate cómo te entiendo...También yo tengo ropa de ellos en los armarios...Ellos se fueron a Alemania y a Australia. Justamente este sábado y domingo el de Alemania estuvo en casa y en el pueblo celebrando su cumple con toda la familia...Pero, ya no están, vienen de visita y hablamos cada día...Sin embargo, siempre están en mi corazón y nunca se marcharán...
Mi abrazo inmenso y mi cariño, amiga.
M.Jesús

Lapislazuli dijo...

Y lo hicimos nosotros también
Abrazos

Lola dijo...

Gracias a todos por comentar mi entrada. Un abrazo.

AMALIA dijo...

Muy sentidas y hermosas tus palabras.

No tengo hijos pero te comprendo muy bien.

Un placer leerte.

Un besito y muy feliz semana.