miércoles, 23 de noviembre de 2016

EL BAÚL DE LA VIDA




EL BAÚL DE LA VIDA


Me gustan las personas, cuando las conozco si son jóvenes me doy cuenta de la senda que aun han de caminar y vivir, si son mayores me siento junto a ellas y pienso que calles,  plazas y caminos habrán visitado para llegar a ser tremendamente interesantes y sabias, entonces…


De los maduros pienso en ellos desde niños, como condiciono el entorno en su decidir los estudios, los trabajos,  las decisiones  tomadas ,  que los lleva a seguir pensando en un ayer que ya jamás servirá para nada, solo los recuerdos están siendo escritos en el libro de la vida, hasta llegar a terminar ese libro llamado experiencia.


Y pienso en los padres amorosos,  los hermanos,  la familia grande o pequeña,  que llegara  para hacernos recordar un momento mágico, y maravilloso, quizás triste, o peor aun… a no querer recordar el daño de entonces.


Pero todo sirve, las cosas vividas nos da sinceridad al día ya vivido, nada fue tan malo, o tan bueno que nos hayamos quedado enganchados en el momento de vivirlo, no supimos como condicionaría nuestra existencia, y como olvidaríamos cosas que como dicen a veces… no sería importante para recordar, ya se sabe… memoria selectiva.


Yo hora pienso en mi ayer ya vivido, lo disfruto y lo recuerdo, mi Madre y mis hermanos fueron mis mejores compañeros, mis amigas de la niñez al cambiarme de ciudad de residencia no sé nada desde hace años, la familia que después forme junto al amor de mi vida…¡ Fundamental! Y las vivencias de entonces, ni las recuerdo aunque ya están escritas en las primeras páginas del libro  mi vida.



Por eso aunque me gusten las personas lejanas o cercanas, todo me sirve para ser feliz ahora, para darme cuenta y ser fuerte,  que al llegar los bofetones o las caricias nada fue para tanto, y, hay cosas que me gustan menos, pero cada uno tendrá que ser capaz de vivir y escribir el día a día con lluvia o con sol, todo da sentido a mi vida, y todo os lo debo a todos los que en algún instante de su vida me han acompañado,  mi libro está escrito, vosotros estáis en mis paginas.


15 comentarios:

Verónica O.M. dijo...

Y que sigamos escribiendo en ese libro mucho tiempo.
Precioso, Lola.
Besos, feliz día

Teresa dijo...

Muy lindo Lola. Besos.

monse conchello dijo...

Hola Lola, me ha gustado mucho leerte pero me doy cuenta que yo si que me he quedado enganchada a algún momento malo de mi vida, a momentos de incomprensión, de egoismo... me han hecho mal, y me ha servido para crecer... pero no se como desengancharme. Un abrazo.

Mari-Pi-R dijo...

El libro sabio que se va escribiendo tiene de todo un pupurrí de cosas variadas de las que hay que sentirse feliz y aprender de los errores.
Que podamos seguir escribiendo en este libro feliz.
Besos.

AMALIA dijo...

El libro de la vida está repleto de momentos inolvidables.

Esperemos que aún nos queden por escribir muchas páginas...

Gracias por tu amistad.

Un beso.

CRISTINA dijo...

Hola Lola, los errores de la vida son los que te hacen crecer como persona. Pero lo cierto es que cuando cometemos un error importante nos resulta difícil lidiar con esa sensación de fracaso y culpabilidad, que a veces se convierte en un pesado fardo que cargamos sobre nuestros hombros y nos impide avanzar. Los errores son una oportunidad para conectar con nuestra esencia y descubrir qué es lo que realmente queremos de la vida. Nos ayudan a clarificar el camino ya que, al menos, nos indican la senda que no queremos recorrer. De hecho, podemos entenderlos como una señal de alarma que nos indica que ha llegado el momento de realizar un cambio, de valorar otras perspectivas y quizá hasta de redefinir nuestras expectativas.
Muy hermoso! Un cálido abrazo!

BEGO dijo...

Me encanta ser parte de ese libro guapa!!!

AMALIA dijo...

Un abrazo grande.
Que tengas una semana muy feliz.

Kasioles dijo...

Hay veces que hacemos un alto en nuestro caminar, y nos detenemos a reflexionar.
Seguramente, al llegar a cierta edad, tenemos algo más de tiempo para ello, en nuestra juventud hemos corrido tanto...
Nuestro tiempo lo hemos dedicado a hijos, marido, familiares y amigos, yo, en cantidad de ocasiones, me he olvidado de mí.
Pero somos así gracias a todo lo que hemos vivido, lo bueno y lo malo que hemos afrontado.
Me alegra el haberte conocido y formar parte de tu experiencia.
Cariños en el corazón.
kasioles

Marina-Emer dijo...

Mi querida amiga Lola...No sabes lo que me ha gustado ir leyendo tu publicación de hoy ,desde las primeras conversaciones con los amigos que te visitamos ...los vas nombrando según edad... o Juventu...
es muy interesante ...de todas formas a mi desde muy niña me decían en casa ...esta niña es como una vieja para recapacitar y hablar...la verdad Lola era muy buena niña y me gustaba inventarme cuentos ...de uno que me contaran a mi yo sacaba dos lo menos con cambios que les hacía y bueno que te dire que tu no hicieras también.
Me encanta la poesía ...y novelita corta pero me falta tiempo.
Bueno preciosa te diré que en las fotos del recibidor y alguna otra que he visto estás guapísima.
besos y feliz semana

Ángela dijo...

Hola Lola.
Bonito paseo por el recuerdo y por ese libro de la vida.
Importa el que cada uno en sí mismo y de sí mismo va escribiendo cada instante.
Un abrazo y feliz semana.

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Unas letras...
Un libro...
Recuerdos que siempre vibran.

Un abrazo

Piruja dijo...

Hola Lola, así es como bien dices, la vida es un camino el cual no es un camino de rosas, como estas, también hemos tenido nuestras espinitas grandes o pequeñas de las cuales unas han dolido mas que otras, pero de las que hemos ido aprendiendo, es nuestro libro y en el se queda escrito todas nuestras vivencias, unas mejores que otras pero todas han tenido una enseñanza.

Besos.

PEPE LASALA dijo...

La vida nos va formando conforme pasan los días a través de vivencias, unas mejores y otras peores, pero siempre va sumando momentos que hacen que en el presente seamos así o asá. Me ha gustado mucho lo que has escrito Lola. Un fuerte abrazo y buen fin de semana.

Lola dijo...

Muchas gracias por vuestros comentarios. Un abrazo.