lunes, 30 de julio de 2012

COMO SIEMPRE EN VACACIONES...







COMO SIEMPRE EN VACACIONES...


Como cada primer día en mis vacaciones, los caballeros del cielo me dieron la bienvenida.


Y dos aviones de la “Patrulla Águila” se pasearon en el horizonte junto al mar, desde Cabo de Palos hasta La Isla Grosa, aquí, frente a la playa del Tabal, y volando como las gaviotas, casi rozando sus alas, sentí el abrazo del viento, y el canto del mar.


Cambiaban de posición al igual que dos amantes en la madrugada, y el horizonte fue recorrido como cuerpos generosos en una entrega apasionada.


Yo se que ellos sienten mi mirada, mis abrazos azules, y mis ojos serenos, me enamoran cada año, mi ser percibe la paz a través de las olas, y en esos momentos solo puedo compararlos con los Ángeles, porque ellos también tienen alas, corazón, fuerza, y sentimientos, y yo, por eso los amo, y ellos sintieron a la vez igual que yo, y su regalo fue…




8 comentarios:

Mari-Pi-R dijo...

Que disfrutes de estas buenas vacaciones junto al mar, que delicia, un abrazo

Lola dijo...

Hola Mari-Pi, si que las estoy disfrutando desde junio, tengo el apartamento con mucha gente, por eso hay días que no me da tiempo a cambiar las entradas, pero bueno son cosas de las casas en la playa, a todos les gusta tener el mar tan cerca. Gracias por tu comentario. Un beso.

anayaika dijo...

Lola que bonitos los dibujos que hacen estos pájaros en el cielo y un momento imagino lleno de emoción cuando contemplaste ese corazón...sólo para ti. Momento mágico.
Un beso enorme

amigoplantas dijo...

¿Qué se siente con ese corazón en el cielo?

Lola dijo...

Hola Ana, de verdad que son verdaderos ángeles, a mí así me lo parece.
El corazón seguro que no era para mí, pero yo le sentí mío, los veo tantas veces cuando vengo en invierno o primavera que ya soy amiga de los caballeros del cielo, así los llamo yo. Y me sentí mágica, como el corazón que apareció en el cielo. Gracias por tu comentario. Un beso amiga.

Lola dijo...

Hola amigoplantas, yo al menos me sentí muy bien, fue suerte la mía estar con la cámara a mano, aunque siempre va conmigo, lo que pasa es que las hice medio a ciegas porque el sol me daba en los ojos. En fin que fue magia y alegría para mí. Gracias por tu comentario. Un abrazo.

Amilcar Blanco dijo...

Hayuna hermosa personalización del paisaje en esta prosa. Te digo que he habilitado los comentarios en mi blog, "Las sílabas contadas", así que ahora podrás ingresar. Un beso

Lola dijo...

Hola Amílcar, encantada de volver a leer tu comentario, y muchas gracias por habilitar uno de tu blog que visite ayer y que me encanto. Un abrazo.