domingo, 22 de mayo de 2016

PECES




PECES 


La verdad es que me he vuelto muy "señorita" y a lo bueno nos acostumbramos pronto.


Esta mañana mi marido salió temprano hacer unas fotocopias ( aquí en la playa no tengo impresora) y se encontró con un vecino que vive en el bloque de enfrente al nuestro, y que mi marido le da " palique" cuando tiene ganas de charla, que suele ser muy a menudo.



Este señor es pescador, y se dirigía a mi casa con una bolsa de plástico y dentro cuatro peces recién pescados, el había terminado su turno de pesca, y en cierta ocasión mi marido le comento que yo era muy pescadera, y el hombre venia tan contento con su regalo, que yo agradezco de verdad, y mi marido se presento con los pescados fresquitos, claro, pescados en la madrugada.


Mi marido llego a casa con su regalo y cuando lo vi... pues que no me gusto mucho que digamos, los pobres peces venían sin escamar, sin limpiar (cosa normal) pero mi marido de eso no entiende, porque yo cuando quiero que coma pescado se lo limpio como si   fuese un niño, ya que las raspas le dan "miedo" y no sabe comerlo. 


El caso es que me he puesto manos a la obra, primero a descamar, y después a limpiar bien por fuera y por dentro, ya sabéis amas de casa que eso ya lo hacen en las pescaderías, y es igual que comprar un pollo con plumas... que no a todas nos gusta limpiarlo, cuando ya lo venden limpios.


Pero bueno, que cuando he terminado, mi cocina parecía una pescadería entre cabezas, tripas, raspas y escamas, y yo una sirena de las que ya no quedan, en mis brazos, manos, gafas, pelo y demás, las escamas habían saltado, dándome la apariencia de sirena fuera del tiempo, mejor dicho, fuera del agua...





8 comentarios:

Marina-Emer dijo...

Anda que no me has hecho reír con el pescado ...con tu marido ,como mi hermano que solo le gustan ya guisados y sin espinas..."somos unas santas" jajaja,
Gracias por tu cariño y dulzura siempre...ya pronto vacacionessssss.
Besitos Lola.
Marina

Bertha dijo...

Jajaja, por lo menos gracia si que tienes hasta para explicar el proceso de descamar el pescado jajaja.

Bueno y ahora bien frito o a la plancha te compensará de este contratiempo.

¡BUEN PROVECHO LOLA!

Besos feliz día.

manolo dijo...

Se lo que dices, pues antes yo tambien pescagba unas mojarras igualias a esas de la foto y nosotros regalabamos lo que pescba.

manolo
..

Teresa dijo...

Y yo que ahora soy pescadora a parte de limpiarlo. Besitos.

Flor. dijo...

Y lo bueno que le supo , a tu marido el pescadito que le hiciste a la placha con limón y perejil , he !! que me dices , si es que ya lo he dicho yo mucha veces , vales mucho , eres un díamante pulido , jajajajaja me he divertido mucho con tu entrada de hoy , besitos de Flor.

Kasioles dijo...

Si no tienes costumbre, ya me imagino cómo te habrás puesto.
De todas formas, aún las que somos de puerto de mar y hemos tenido un padre aficionado a la pescas, nos ha tocado más de una vez hacer ese trabajito en casa y también alguna escama parece haberse puesto alas y saltado al pelo o a la cara, es algo inevitable, amiga mía.
Pero... ¡Poco o nada nos has contado de lo riquísimos que tenían que estar esos peces recién salidos del agua!
Yo creo que bien a valido la pena pasar por esa experiencia.
Te dejo un fuerte abrazo.
Kasioles

AMALIA dijo...

Seguro que el resultado de tu buen trabajo ha sido estupendo.

Rico pescadito! !. Fijate que yo tuve anisakis durante más de cinco años y no podía ni probarlo.

Un besito y mi recuerdo.

Lola dijo...

Muchas gracias a todos, se ve que os gusta el pescado, pero arreglarlo... un poco menos, como a mí. Un abrazo.