domingo, 20 de septiembre de 2020

ENVEJECER JUNTOS

                     




ENVEJECER JUNTOS

No es fácil entender que se apaga la llama del corazón, que la sangre no bombea apasionadamente, que el amor está dormido o algo peor…


La mirada advierte el deterioro del cuerpo, las arrugas en la cara, los kilos que se van cayendo como hojas en el otoño.


Pasan los días uno al lado del otro, sin dirigirse la palabra, sin una mirada furtiva, para que hacerlo, el hilo de la ilusión , el descaro de una blusa  a medio abrochar no importa, y nada conviene a ninguno de los dos.


Y llega ya por la mañana el atardecer de tu vida, y oscurece demasiado deprisa, el camino me asusta, y el desamor lo que más.


¿Habrá solución para mi vida? es difícil si no dejas en el olvido las duras palabras de ayer, y el orgullo paseando tus lágrimas sin secarlas, dejar que el dolor se pasee con su mejor vestido sabiendo que el mirara para otro lado porque ya no te sigue ni con la mirada.


Posare desnuda como cuando nos conocimos, que aun siendo un día de diciembre deje de tener frío, no me importo nada, solo te vi y me enamore, pero aun habiendo pasado tantos años juntos… no todo está perdido, y mi amor al igual que estas letras serán usados para curar el desamor de los años.



8 comentarios:

AMALIA dijo...

Qué bello envejecer juntos y conservar el amor por siempre!!.
Un bello y sentido texto.
Un abrazo fuerte.

Mari-Pi-R dijo...

Que el amor no os falte pues es lo que une.
Me alegro de leerte de nuevo, que tengas un buen otoño.

Piruja dijo...

Hola Lola, que alegría ver que has vuelto a publicar y señal que estas bien, es difícil lo que cuentas, según he oído, con los años las parejas digamos se van acostumbrando el uno al otro y en muchas ocasiones sus vidas en pareja se convierte en una rutina, es triste llegar a eso, es difícil decirte algo y mas yo que no tengo pareja, pero duele que te pase eso, espero que poco a poco se solucione todo.

Besos.

eli mendez dijo...

querida Lola, primero agradezco de corazón tu paso por uno de mis espacios y al leer este texto me sobrevienen distintas emociones.
Creo que hay parejas que a lo largo del tiempo solo estuvieron unidas por el aspecto fisico o el buen sexo, u otros intereses, por ejemplo materiales. Es de imaginar que cuando todo lo "visible" deja de tener el atractivo que tenia , debe de ser muy triste tener que compartir la vida sobre todo el lecho con esa persona.
Si veo la foto que acompaña el texto, de una pareja madura y tan enamorada, pienso en aquellos que cultivaron otras cosas , como los gustos compartidos, la inteligencia, la amistad, la complicidad, el compañerismo, la solidaridad, la alegría, el buen humor.. entre otros... y todo eso que menciono no decae sino que sirve para alivianar la carga que a veces puede implicar tener mas edad y algunos " achaques", o como decís, vernos con arrugas y con menos vigor físico. Yo creo que estos últimos pueden disfrutar al máximo su edad madura, porque aprendieron " de que se trata la vida". Te dejo un beso y una hermosa entrada para reflexionar sobre el amor y los sentimientos en general.

CRISTINA dijo...

Hola Lola, cuanto tiempo si saber de ti espero que estés bien. Hacéis muy buena pareja, la convivencia no es nada fácil pero la ventaja que cuando llevamos tantos años juntos ya nos conocemos demasiado bien.
Un grande abrazo.

hanna dijo...

El amor tiene mucha fuerza y endulza el alma. Que sea por mucho tiempo!!! Bonito texto, besos.

Manuel dijo...

Si los de las fotografías, soy ustedes, es evidente, que en vuestro caso lo que cuentas es ficción, aunque en otras parejas suela suceder. Mi esposa y yo vamos camino de los setenta, y no perdemos la ilusión, además, de luchar día a día por por mantener esa llama de seguir siendo felices juntos, y disfrutar lo máximo posible con los nuestros.
Un fuerte abrazo, amiga.

Lola dijo...

Me alegra mucho ver que no me olvidáis, es verdad que me cuesta pasar y colgar un nuevo escrito pero hay temporadas que el ordenador se queda cerrado para que no me vuelva a dar el gusanillo de escribir, y aunque tengo un montón de escritos en la carpeta de enviar estoy un poco tonta, ahora que llego el otoño seguro que se me pasa.
Con respecto a las fotografías que acompañan el escrito son nuestras, mi marido siempre apuesto y yo simplemente enamorada siempre. La convivencia es difícil y si el virus maldito no aparece el año que viene llegaran las bodas de oro… madre mía como paso el tiempo.
Bueno muchas gracias por leerme, y voy a visitaros, seguros que tenéis bonitas entradas por leer. Un abrazo.